Montañas de monedas que van en aumento y coronadas por un árbol en señal de lo fértil que es invertir en Filipinas.

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a un evento organizado por la Embajada de Filipinas en Madrid. El evento, presidido por el activo Embajador Lhuillier, se centró en por qué invertir en Filipinas y cómo hacer negocios en el país. Raymond (Mon) Abrea, Asesor Fiscal Jefe del Asian Consulting Group (ACG) y autor del libro «Why Invest in The Philippines,» destacó dos capítulos clave: «Ease of Doing Business» y «Tax Incentives«. Uno y otro merecen, a mi juicio, por su importancia en el conjunto del tema expuesto, un comentario especial, un comentario que sirva en fin no sólo para resaltar sus aspectos más sobresalientes, sino también para poner éstos a disposición de las empresas españolas, por si en su caso les pudieran ser de utilidad.

La Importancia del Conocimiento sobre Filipinas y el Sudeste Asiático

El desconocimiento de Filipinas y el Sudeste Asiático suele ser un desafío para las empresas que buscan invertir en Filipinas y expandirse en la región, pero lo es también para aquellas otras que, habiendo comenzado a desarrollarlos sin un conocimiento previo de la misma, se enfrentan a obstáculos con los que inicialmente no habían contado. De ahí que la celebración de eventos como este al que me estoy refiriendo sean de innegable importancia, ya que nos permiten acercarnos a una realidad, como es la del mercado filipino en este caso, cuyo potencial es necesario tener en cuenta, hoy más que nunca si cabe: por territorio -300.000 km2-, población -115 millones de habitantes-, crecimiento -a una tasa media del 6% anual en los últimos diez años-, legalidad -inmersa en un creciente proceso de liberalización- y estabilidad.

Facilidad para Hacer Negocios y Servicios Gubernamentales Eficientes

Raymond (Mon) Abrea resaltó la importancia de la facilidad para hacer negocios en Filipinas, sobre todo a raíz de la adopción de la correspondiente ley en la materia (Republic Act Nº 11032, of June, 17, 2018, «Ease of Doing Business and Efficient Government Service Delivery Act«). Una ley que, además de crear una plataforma empresarial centralizada – la «Philippines Business Hub» ( PBH)– , ha establecido unos determinados plazos de respuesta para transacciones con organismos gubernamentales. En concreto 3 días para transacciones simples, 7 días para transacciones complejas y 20 días para transacciones altamente técnicas, de tal forma que, transcurridos estos plazos sin haber obtenido respuesta alguna, la transacción de que se trate se considera aprobada en virtud del silencio administrativo positivo.

Incentivos Fiscales y Estrategias para Invertir en Filipinas

Una cuestión adicional, no menos importante que la anterior, es la de la fiscalidad, y a ella se refiririó igualmente Raymond (Mon) Abrea, destacando el papel que a este respecto juegan los incentivos fiscales adoptados por la ley para la recuperación de empresas e incentivos fiscales (Republic Act Nº 11534, of March, 26, 2021, «Corporate Recovery and Tax Incentives Enterprise (CREATE) Act«). Y ello es así porque esta ley ha reducido el tipo de gravamen general del impuesto de sociedades, pasándolo del 30% al 20% -25% en el caso de sociedades extranjeras no residentes-; implantado moratorias fiscales para ciertas empresas exportadoras; e instituido exenciones arancelarias o fiscales -IVA- para la importación de bienes de capital, materias primas, repuestos y accesorios destinados a determinados proyectos. Ahora bien, a estos efectos es conveniente cerciorarse antes sobre si el tipo de inversión que se piensa acometer encaja o no con las prioridades fijadas por el «Strategic Investment Priority Plan (SPIP)» para maximizar los beneficios al invertir en Filipinas.

Zonas Económicas Especiales: Oportunidades para Inversiones Españolas

En este contexto, otra cuestión que tampoco se debe pasar por alto, por ser una excelente opción para las inversiones directas españolas, es la de las Zonas Económicas Especiales, más de 400, como las ubicadas en Freeport Area of Bataan (FAB), Cavite Export Processing Zone (CPEZ), San Carlos Ecozone o, más recientemente, Robinsons Cyberpark Bacolod y Lima Technology Center, por citar algunas. Creadas por la «Republic Act Nº 7916, of July, 25, 1995«, enmendada luego por la «Republic Act Nº 8748«, y establecidas por la Philippines Economic Zone Authority (PEZA), incluyen, entre otras actividades, las relacionadas con el comercio, la industria, la logística, la tecnología de la información, el turismo o el medio ambiente, y ofrecen diversas clases de beneficios e incentivos, como exenciones fiscales, procedimientos aduaneros simplificados, registros societarios más sencillos y fácil acceso a servicios gubernamentales. Estas áreas promueven el comercio, la industria y ofrecen exenciones fiscales, simplificación de trámites y acceso a servicios gubernamentales, convirtiéndolas en destinos atractivos para invertir en Filipinas.

Reflexión Final: El Potencial de Filipinas para España

A mi juicio, Filipinas ha sido durante muchos años -y todavía lo sigue siendo en gran medida en la actualidad- la gran asignatura pendiente de España en el Sudeste Asiático. Hubiera debido ser nuestra punta de lanza en la zona, pero nuestra política exterior, pese a los lazos políticos, sociales y culturales existentes, apenas le ha prestado la atención debida, huérfana de las necesarias estrategias, medios y recursos. Aunque tarde, es el momento de recuperar el tiempo perdido, no sólo desde una perspectiva oficial, que también, sino y sobre todo desde una perspectiva privada, ámbito en el que nuestras empresas pueden y deben jugar un papel económico, comercial y social especialmente relevante. El marco regulatorio actual, respaldado por expertos como Raymond (Mon) Abrea, invita a explorar estas posibilidades y a considerar seriamente invertir en Filipinas. ¿A qué esperamos para actuar y capitalizar este potencial?

Antonio Viñal
Abogado
AVCO Legal
madrid@avco.legal