Panorama de la Inversión Extranjera en Filipinas

Los marcos regulatorios vigentes en materia de Inversión Extranjera en Filipinas y en otros países del sudeste asiático están experimentando un claro proceso de liberalización en estos últimos años. Incluso en aquellos países donde, por políticas internas o necesidades de desarrollo social, este proceso ha sido más lento, como Indonesia, Tailandia y Filipinas, se observa un avance significativo. Un aspecto común entre estos tres países ha sido la implementación de «Listas Negativas de Inversiones», que han favorecido a los empresarios y emprendedores locales frente a los extranjeros. Sin embargo, este enfoque protector está siendo gradualmente superado, reconociendo que la competencia fortalece la competitividad.

En el contexto de la Inversión Extranjera en la Economía Filipina, es crucial analizar una de las normativas más recientes: el Decreto Presidencial nº 175, promulgado por Rodrigo Duterte. Este decreto introduce la Décimo Segunda Lista Negativa de Inversiones, actualizando la versión anterior para reducir las restricciones a la participación extranjera en ciertos sectores.

La Lista «A» establece límites a la participación accionarial extranjera, con prohibiciones en sectores como los medios de comunicación y ciertas profesiones, a menos que existan acuerdos bilaterales que permitan una mayor apertura. Esta lista también plantea una escalada en la participación permitida en otros sectores, llegando hasta un 40% en educación, servicios públicos y proyectos de infraestructura. Notablemente, bajo ciertas condiciones, la Inversión Extranjera en Filipinas puede alcanzar hasta un 75% en proyectos de infraestructura mediante joint-ventures.

Por otro lado, la Lista «B» limita nuevamente la participación extranjera al 40% por razones de seguridad, defensa o salud pública, afectando especialmente a la fabricación y distribución de productos sensibles y a las empresas pequeñas o con tecnología avanzada.

Estas restricciones no deben verse como barreras insuperables para la Inversión Extranjera en Filipinas. La colaboración con socios locales confiables o accionistas nominales puede ser clave para maximizar la participación extranjera. Es esencial, sin embargo, proceder con el debido asesoramiento y precaución al establecer asociaciones o corporaciones.

Este análisis destaca cómo las recientes reformas legislativas están abriendo nuevas avenidas para la Inversión Extranjera en Filipinas, fomentando un entorno más abierto y competitivo para los inversores extranjeros.

Antonio Viñal
Abogado